Google

Y… ¿eso del Blog qué es?

Written on:junio 3, 2007
Comments
Add One
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Como hace tiempo que estoy dando “la murga” a amigos y familiares con el tema del blog, ocurre que me repito más que el alioli, así que me he decidido a escribir este post para tener una buena parte de la información concentrada en el mismo sitio. Así podré enviar un enlace y, el que realmente quiera saberlo, que lo lea.

Para empezar por el principio, estas son algunas definiciones de Blog, encontradas en Internet:

  • Un weblog, también llamado Blog o bitácora, es un sitio web donde se recopilan cronológicamente mensajes de uno o varios autores, sobre una temática en particular siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente.

  • Páginas web, generalmente personales, en donde se publican periódicamente noticias, artículos o comentarios de interés sobre diversos temas o la propia vida de su autor.

  • Página compuesta de textos, ordenados cronológicamente, de manera tal que la entrada más nueva se encuentre en la parte superior de la página. El diseño visual se define por una única plantilla o “template”, y los contenidos se cargan con un formulario muy simple, al que por lo general se accede de forma remota.

fila13.JPG

Un blog es una cosa fácil de crear y de usar, aunque un poco más complicado de explicar. Sin duda se trata de una palabra de moda. De la noche a la mañana este término se ve repetido en todas partes. Cualquier persona que sepa encender un ordenador, escribir un texto y navegar por Internet, puede crear su propio blog. Y no es sólo exhibicionismo (a veces crudo), no es sólo liberación (siempre necesaria), no es sólo compartir (altruistamente o no)… se trata de pura Comunicación, si, con mayúscula. En el año 2004 se calculaba en unos 8 a 10 millones el número de blogs existentes. Hoy pueden superar los 80 millones…

Pero ¿qué es exactamente un blog?, ¿qué lo distingue de cualquier otro tipo de sitio web? Con el simple ánimo de aunar las diversas definiciones, podemos resumir que un blog es una publicación en Internet con historias publicadas con suficiente frecuencia y que son presentadas en orden cronológico inverso, es decir, lo último que se ha publicado es lo primero que aparece en su primera página.

Su objetivo básico es informar, compartir, debatir periódicamente de las cosas que le gustan o interesan al autor (el “blogger” o “blogero”) y a sus lectores. Es muy habitual que aparezca una lista de enlaces a otros blogs (el “blogroll”) y tienen que disponer de un sistema de comentarios que permita a los lectores establecer una conversación con el autor y entre ellos, acerca de lo publicado. El contenido y el propósito de los blogs varían enormemente, desde links y comentarios sobre otros sitios web, hasta diarios, fotografías, poesía, pequeños ensayos, proyectos o incluso ficción. También es común en los blogs hacer un uso intensivo de los enlaces a otras webs de referencia para ampliar información, citar fuentes o hacer notar que se trata de temas que empezaron en otros lugares de la Red.

El espíritu Blog, cuyo origen lo podríamos fechar en 1992, con la invención de la World Wide Web y el protocolo HTTP por parte de Tim Berners-Lee, se basa en la cultura del enlace o hipervínculo. La mayoría de autores enlazan webs y otros blogs frecuentemente en sus anotaciones: la noticia de un periódico digital que vamos a comentar, la anotación que acabamos de leer en otro blog y queremos recomendar, la web oficial de un cantante cuando estás contando lo bueno que fue su concierto… en definitiva cualquier recurso online que sirva para que el lector tenga toda la información adicional su alcance, evitándole tener que recurrir a un buscador. No hay un estilo impuesto de enlazar webs en los anotaciones pero s existen unas formas recomendadas ampliamente extendidas que nos pueden orientar.

El otro aspecto fundamental para llegar a entender el éxito del formato blog, es la posibilidad de comentar las anotaciones estableciéndose una relación directa, incluso de amistad llegado el caso, entre autor y lectores en el que el principal beneficiado es el debate y el flujo de información que se consigue, siendo altamente valorada por los buscadores. Hoy día, salvo contadas excepciones, el termómetro que mide la popularidad de un blog es la cantidad de comentarios que recibe diariamente. A pesar de ser un aspecto importante no debe suponer una obsesión para el autor de una bitácora. La motivación para escribir un blog es comunicar, compartir y aunque tu blog reciba pocos comentarios no quiere decir que no te lean o que lo estés haciendo mal.

¿Qué elementos componen un blog?

El boom que desde 2003 está viviendo el formato blog hace que diariamente proliferen nuevas tendencias, accesorios, modas, hábitos que están ampliando y diversificando los elementos habituales de una bitácora, sobre todo en la forma de presentarlos, debido fundamentalmente al uso del HTML extendido y al CSS (ficheros de formato), la base de los diseños/plantillas predefinidas que ofrecen los servicios de creación de bitácoras desde siempre ligados a la divulgación de los estándares web, y con los que se pueden crear verdaderas obras de arte.

Esta continua aparición de accesorios a incorporar en tu blog como “tagboards” o “widgets” puede hacer que nos dejemos llevar por una creatividad excesiva y no deberían desviar la atención de las secciones habituales de una bitácora que tendrían que aparecer de una manera clara, sencilla y fácilmente accesibles. Estos son los elementos básicos:

  1. Posts (anotaciones, artículos): En la portada del weblog aparecen las anotaciones publicadas más recientes. Según el CMS (Herramienta de publicación) que utilices, puedes elegir cuántas quieres que aparezcan en portada. Cada post suele incluir: título, fecha de publicación, nombre del autor, enlace permanente (el link de archivo para la URL individual de esa anotación) y el link para escribir comentarios mediante un formulario. También pueden incluir trackback, que es un aviso automático para notificarte si otro blog ha enlazado uno de tus artículos.

  2. Archivo: Las anotaciones se archivan automáticamente cada vez que publicas. Puedes configurar el Archivo, dependiendo de la herramienta que utilices, por: fecha de publicación (semanas, meses, años), temas, autores… los más frecuentes son los archivos mensuales y temáticos asignándole una categoría o tema al post. El Archivo permite una consulta permanente y ordenada de los textos, tanto para el autor como para los lectores.

  3. Sobre mí (Información del autor): Es una sección vital para la valoración y credibilidad de tu weblog. Aunque no aportes información excesivamente personal es recomendable que los lectores sepan tu nombre, ciudad en la que resides, profesión. Una dirección de email o formulario de contacto para que los visitantes puedan transmitirte sugerencias o dudas es otro aspecto clave para elevar la nota de tu bitácora.

  4. Webs/Blogs recomendados: Los primeras weblogs nacieron por la necesidad de los autores de recopilar y compartir las webs que utilizaban para trabajar, informarse, divertirse. Con la popularización de las bitácoras a partir de 1999 esta práctica ha continuado pero desde una perspectiva diferente. Lo prioritario ha pasado a ser la escritura y los enlaces aparecen como una sección permanente en el blog, generalmente en los laterales. Igual que sucede con la información del autor, tener una lista de enlaces a las webs y blogs que sueles leer (y comentar) es altamente valorada por tus visitantes.

postnobill.JPG

Y también, dependiendo de la herramienta que utilicemos para publicar, vendrán predefenidos un buscador, un calendario mensual de las anotaciones y otros complementos, como pueden ser la lista de los últimos comentarios, los artículos más comentados, información de estadísticas de acceso y así hasta un sinfín de posibilidades. Todos ellos elementos que ayudarán a fidelizar lectores. Eso sí, insisto en que no hay que abusar de los mismos.

¿Qué es “sindicar” el contenido de un Blog?

rss.jpg

La primera etapa de la revolución blog fue la aparición de las iniciativas especializadas para crearlos, lo que llevó a su popularización; la segunda etapa es la sindicación de contenidos. A día de hoy casi todos los weblogs incorporan enlaces de texto, o bien, los famosos botones naranjas con las abreviaturas XML, RSS, RDF o ATOM para que el lector copie la dirección web que traen, conocida como feed, y la inserten en un lector/agregador de noticias o feeds que te avisará automáticamente de las actualizaciones de tus blogs favoritos, evitándote acudir a la página web en vano. Las ventajas de la sindicación son enormes y requieren de una voluntad para cambiar el hábito de navegación que quizá cuesta en un primer momento. Superada esta fase, tener la certeza de estar informado al instante de producirse la actualización resultará imprescindible una vez se experimente.

¿Para qué usar un blog?

Si te asomas por cualquier directorio y navegas entre las diversas categorías de blogs, como pueden ser los personales, tecnológicos, políticos… verás que el uso habitual es la de plasmar, memorizar, recoger las cosas que nos interesan en un espacio que sea accesible en todo momento.

A día de hoy con un ordenador, o un teléfono móvil, que tenga conexión a Internet, puedes publicar textos, fotos, sonidos o vídeos en un blog. El formato (posts y comentarios), la instanteneidad que producen los sistemas de publicación, y la plataforma que es Internet, son los ingredientes necesarios para generar e improvisar soluciones, muchas de ellas impensables hace pocos años.

Veamos unos ejemplos:

  • Para ofrecer o buscar trabajo.

  • Para estudiar: para debatir con compañeros o con el profesor material de la asignatura como sucede en la Universidad de Granada, en una iniciativa impulsada por J.J. Merelo.

  • Para mejorar en tu puesto de trabajo: muchas compañías americanas han creado blogs corporativos para que cada empleado aporte ideas para mejorar el desarrollo de los productos de la empresa.

  • Para contar una guerra: el célebre blog “Where is Raed?” del arquitecto iraquí Salam Pax, que contó la guerra de Irak de 2003, llevando los contenidos de su bitácora a las primeras páginas informativas de los periódicos y televisiones mundiales.

  • motoractual.JPG

  • El papel de los blogs temáticos y de opinión como alternativa y complemento a los periódicos clásicos y digitales, es una realidad que ya hace cosquillas a los grandes grupos mediáticos, aunque los más avanzados están aprovechando ya el tirón. Por ejemplo en el caso de catástrofes: 11 de septiembre, Prestige, 11 de marzo… En el caso del ataque contra las Torres Gemelas y todo el caos que se produjo durante aquellas horas, Sebastián Delmont, de Zonageek, un clásico blogger venezolano residente en Nueva York, tranquilizó a su familia de Venezuela con este blog. Durante aquellas horas las líneas telefónicas estaban colapsadas.

  • En España, se movilizaron masivamente en los blogs tanto para protestar y exigir responsabilidades por el hundimiento del petrolero Prestige como para expresar el sentir, la rabia por los atentados de Madrid del 11 de Marzo de 2004.

  • Nacimientos: el mismo Sebastián del 11 de septiembre, contó en su blog todo el proceso del nacimiento de uno de sus hijos.

  • Para una revista temática, como de coches, casas, diseño, arte, historia, aprendizaje de idiomas….

  • Incluso para citas y encuentros en una hora y lugar preciso, postear en directo ese encuentro, esa conferencia o rueda de prensa, hacer fotos y colgarlas en el blog.

leyendasurbanas.JPG

Aunque las posibilidades son infinitas, también hay que tener cuidado a la hora de mantener un blog personal. Algún conocido escribe cosas que no deberían leer sus jefes. A lo mejor, si somos padres, deberíamos pensar que nuestros hijos pueden leernos… Es bueno tener en mente que siempre habrá alguien que nos leerá, quizá quien menos podamos imaginar. Sobre todo si eso nos sirve para mantener un tono moderado y tolerante.

¿Dónde me hago mi blog?

Ver otros blogs es el primer paso para hacernos el nuestro. Esto nos dará ideas y estilos para aplicar a nuestro blog. Entre las herramientas para crearlos destaca Blogger, WordPress y, por supuesto, Ciberblog. Además de crearlo, existen numerosos directorios, buscadores y clasificadores de blogs, como Technorati, que busca y clasifica blogs; Google tiene una búsqueda de blogs (en beta), en Top Blogs tienes el ranking de muchos blogs en español, y en este directorio podrás encontrar otros cuantos.

¿Cual es el futuro de los blogs?

Amigo lector, el futuro de los blogs está ahí y puede depender también de ti. Aunque si puedo decir que esto es ya imparable….

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *