Google

¿Qué puedo sacar yo de una asociación empresarial o profesional?

Written on:abril 4, 2013
Comments
Add One
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Al menos desde que, con 22 años, me hice por primera vez miembro de una asociación profesional, he tenido claro que la pertenencia a una organización de este tipo conllevaba una serie de ventajas. Es cierto que el éxito de las mismas se basa, necesaria aunque no suficientemente, en que muchos de sus miembros aporten al bien común. La aportación de los integrantes de una asociación profesional o empresarial es, sin duda, lo que más la enriquece.

Pero al final todo el mundo, sobre todo en el ámbito empresarial, quiere escuchar qué ventajas reales tiene asociarse, qué servicios da determinada asociación a sus asociados. En definitiva siempre acabamos preguntándonos: ¿qué puedo sacar yo de esta asociación?

Bueno, pues desde mi particular experiencia, a continuación recojo algunas ventajas y beneficios que se pueden (y creo que se “deben”) obtener, a través de una asociación empresarial o profesional.

Ventajas “económicas”

En época de crisis son muy importantes. Estas ventajas deberíamos esperarlas casi “de serie”.

  • Cursos de formación para actualizar o mejorar conocimientos.
  • Firma de convenios con entidades financieras y con empresas para obtener condiciones económicas ventajosas para contratar sus servicios.
  • Información y acceso a ayudas y programas de apoyo a empresarios y profesionales.
  • Desarrollo de campañas específicas de apoyo al comercio y desarrollo local.
  • Incremento y mejora de nuestra red de mercado (clientes, colaboradores y proveedores).
  • Acceso a subvenciones específicas para asociaciones (y empresarios/profesionales).
  • Y en general, participación en proyectos de los que se pueden beneficiar las empresas asociadas.

Ventajas “no económicas” o de desarrollo más personal.

En mi opinión son tan importantes como las anteriores, aunque muchas asociaciones prácticamente ignoran algunas de estas acciones, sobre todo las que tienen que ver con solidaridad, desarrollo social, RSE/RSC, etc.

  • Compartir problemas y experiencias.
  • Ayudar a otros a emprender y crear empresa.
  • Contacto con la realidad empresarial.
  • Doble flujo de aportaciones: podemos aportar nuestro trabajo, nuestras ideas, nuestra visión, nuestra experiencia, nuestra actitud… y a la vez podemos aprender y mejorar trabajando en equipo, delegando, coordinando, cooperando, relacionándonos…
  • Relaciones y acciones personales y conjuntas.
  • Más peso y fuerza en nuestras relaciones con organismos e instituciones.

Seguro que tu, amable lector, encuentras otras muchas ventajas… y si ya formas parte de alguna asociación, te propongo que también te preguntes: ¿qué aporto o puedo aportar yo a la asociación?

7 Comments add one

  1. Mayte says:

    Bueno….este artículo creo que habla más de perspectivas que de realidades, y en ese sentido estoy totalmente de acuerdo. Hay personas que, por su carácter y naturaleza, son capaces de extraer siempre algo bueno y enriquecedor de todo y hay otras que, cuando hablan de sacar algo, siempre es de carácter dinerario. Quizá en el medio esté la virtud (como en todo) y haya que acercarse a asociaciones con ilusiones y perspectivas pero también conscientes de que una asociación solo es un grupo de personas mejor o (casi siempre) peor organizadas.

  2. Isidro Tenorio says:

    Siempre que hay varias personas colaborando en un proyecto, hace falta una organización más clara, sí… Totalmente de acuerdo, Mayte!

  3. Por mi experiencia en asociaciones profesionales desde 1979 he aprendido que “sacas” más cuanto más pones, igual que en el voluntariado de una ONG.
    En AED Asociación Española de Directivos http://www.asociaciondedirectivos.org seguimos creciendo porque cada vez más directivos, ejecutivos, empresarios y profesionales independientes confían en encontrar “El Valor de las Personas” para su desarrollo personal y el de los demás.
    José Luis Frías
    Vicepresidente
    AED
    Comisión Directiva Comunidad Valenciana

  4. Todas las Asociaciones profesionales necesitan asociados implicados, que colaboren en las actividades se impliquen en el aumento de asociados y en poner en valor su Asociación. Si no es así las asociaciones no tienen futuro, hemos perdido el espíritu asociativo de los años románticos del Turismo, no hemos relajado y no calibramos lo que nos puede deparar pertenecer a una asociación.
    Pertenecer a la AEDH, para un profesional hotelero supone pertenecer a un club de directivos hoteleros con mucha historia desde 1973, con grandes profesionales de compañeros, con multitud de acuerdos con empresas que favorecen con descuentos a los asociados y a sus hoteles, y un sinfin más de ventajas.
    Y hacer un llamamiento a los jovenes directivos hoteleros, en la AEDH siempre tendreis un soporte para vuestras necesidades formativas y de ampliar los contactos profesionales, asi como cobertura jurídica para lo que necesite.
    Gracias a los que sienten el ASOCIACIONISMO!

  5. cms says:

    Hola Manuel, muchas gracias por tu comentario y totalmente de acuerdo contigo!

  6. En el mundo de los negocios, las relaciones personales y los contactos profesionales tienen un papel fundamental. Para vender, evidentemente, pero sobre todo para estar informado y aprender. Las asociaciones profesionales o sectoriales son solo una de las muchas opciones para hacer networking, pero sin duda pueden llegar a tener mucho valor si se usan correctamente.

  7. cms says:

    Hola Antoine, efectivamente hay más opciones y, cada día, más necesarias :) Y suerte con http://www.crearmiempresa.es, que nos ha gustado!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *